EVA NO DUERME - ADF

El título expresa genialmente el drama de Evita, a quien no dejan descansar en paz hasta casi veinticinco años después de una muerte prematura por cáncer, en 1952, a la edad de 33 años.

Director de Fotografía : Iván Gierasinchuck, ADF

 

Director: Pablo Agüero

Guión: Pablo Agüero

Música: Valentin Portro

Reparto: Gael García Bernal, Denis Lavant, Imanol Arias, Daniel Fanego, Miguel Ángel Solá

Una de las historias más increíbles y cinematográficas que existen es la del cuerpo desparecido de Eva Perón, que no había sido contada en el cine nunca antes. “El símbolo de Evita es lo que me interesa, no el debate político partidario”, lo tiene muy claro Pablo Agüero, el director de Eva no duerme, una película más experimental que mainstream. El título expresa genialmente el drama de Evita, a quien no dejan descansar en paz hasta casi veinticinco años después de una muerte prematura por cáncer, en 1952, a la edad de 33 años. La muerte fue tan trágica como el sino de su cuerpo embalsamado, desaparecido durante un cuarto del siglo. Después de años en el exilo europeo, el cuerpo de Evita volvió a la Argentina y fue enterrado en una tumba tan segura que, al parecer, podría aguantar un ataque nuclear, mientras que su mito y su historia trágica están todavía muy presentes en la mente de la gente, no solo en la Argentina, donde, Agüero admite, sigue siendo la figura política más poderosa, sino también en el resto del mundo. Agüero es muy consciente de esto,  pero en vez de contar la historia detallada del secuestro del cadáver y su recorrido, que podría resultar demasiado densa a los espectadores, ha querido ofrecernos algo nuevo, que nos sorprenda.

[...]

Hasta la fecha, el filme de Agüero ha obtenido varios premios, tales como el Premio de la sección Cine en Construcción y el Premio Cine+ del 27º Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse, Grand Prix Spadin 2012 al Mejor Guión o el Premio al Desarrollo del Festival de Ameins en 2012. En lo que respecta a los espectadores, en el ultimo Festival de San Sebastián generó opiniones distintas. Definitivamente, es una película grande y valiente en sus ambiciones estéticas y narrativas, una cinta sorprendente e inolvidable. Ver este tipo del cine, siempre merece la pena.